Todos nuestros procedimientos se pueden llevar a cabo bajo sedación profunda, siempre y cuando el paciente acuda a la unidad acompañado y no deba realizar actividades que requieran una particular atención (trabajar o conducir, por ejemplo) en las siguientes 24h al procedimiento. Nuestra unidad de endoscopias cuenta con sistemas de monitorización continua para garantizar la seguridad de los pacientes, y de un área de recuperación para el periodo inmediato posterior a la realización de las exploraciones.

Gastroscopia:

La gastroscopia es un procedimiento en el que se explora el tracto digestivo superior (esófago, estómago y duodeno) a través de la introducción de un tubo flexible por la boca. Dicho tubo lleva incorporado un sistema de fibra óptica que permite visualizar la mucosa con gran nivel de detalle. Además dispone de un canal de trabajo que nos permite la toma de biopsias mucosas, y la realización de terapéutica endoscópica, como el tratamiento de úlceras sangrantes o la resección de pólipos.

Colonoscopia:

La colonoscopia es un procedimiento en el que se explora el intestino grueso y la parte final del intestino delgado (ileon terminal) a través de la introducción de un tubo flexible por la ano. Dicho tubo lleva incorporado un sistema de fibra óptica que permite visualizar la mucosa con gran nivel de detalle. Además dispone de un canal de trabajo que nos permite la toma de biopsias mucosas, y la realización de terapéutica endoscópica, como el tratamiento de lesiones sangrantes o la resección de pólipos.

Ecoendoscopia:

La econedoscopia es un procedimiento en el que se explora el tracto digestivo superior (esófago, estómago y duodeno) a través de la introducción de un tubo flexible por la boca. Dicho tubo lleva incorporado un sistema de ecografía que permite valorar las capas submucosas (más profundas) del tubo digestivo. Además dispone de un canal de trabajo que nos permite la toma de biopsias submucosas (profundas), o la realización de terapéutica avanzada como la necrosectomía pancreática.

Colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE):

La CPRE es un prodecimiento que permite la canulación selectiva de la vía biliar y el tratamiento de la patología a este nivel, como la extracción de cálculos biliares (coledocolitiasis), la colocación de prótesis o la toma de muestras para su análisis histológico (cepillado de la vía biliar). También es posible acceder en ocasiones a la vía pancreática en caso de ser necesario colocar prótesis a ese nivel.

Cápsula endoscópica:

La cápsula endoscópica es un procedimiento que permite explorar el intestino delgado, mediante la ingestión de una cápsula que realiza fotografías a lo largo de su tránsito por el tubo digestivo, y que finalmente es expulsada por el ano. El análisis de las imágenes obtenidas permite el diagnóstico de enfermedades como tumores, enfermedad de Crohn o lesiones sangrantes, entre otros.

Enteroscopia de doble balón:

La enteroscopia es un procedimiento en el que se explora el intestino delgado a través de la introducción de un tubo flexible por la boca o el ano. Dicho tubo lleva incorporado un sistema de fibra óptica que permite visualizar la mucosa con gran nivel de detalle. Además dispone de un canal de trabajo que nos permite la toma de biopsias mucosas, y la realización de terapéutica endoscópica, como el tratamiento de lesiones sangrantes o la resección de pólipos.